IMDEEC apoya el proyecto de formación y empleo con apoyo de Futuro Singular Córdoba.

IMDEEC apoya el proyecto de formación y Empleo con Apoyo de Futuro Singular Córdoba.

Este proyecto tiene como objetivo fomentar la formación y la inserción laboral de las personas con discapacidad intelectual en un mercado laboral lo más abierto, ordinario e inclusivo posible, dentro de las capacidades de cada persona.

Para ello, a través de la figura del preparador laboral, se articulan y diseñan los apoyos individualizados que cada persona precisa, tanto dentro como fuera del entorno laboral para que ésta consiga acceder y mantener un puesto de trabajo en el mercado laboral ordinario.
Este apoyo se da antes, durante y después de formalizarse un contrato de trabajo y además incluye apoyos al empresario, tratando de generar desde un primer momento apoyos naturales por parte de los compañeros de trabajo.

Es un derecho de las personas con discapacidad

La Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad en su articulo 27.1 reconocen el derecho de las personas con discapacidad a trabajar, en igualdad de condiciones con las demás; ello incluye el derecho a tener la oportunidad de ganarse la vida mediante un trabajo libremente elegido o aceptado en un mercado y un entorno laborales que sean abiertos, inclusivos y accesibles a las personas con discapacidad.

Los Estados Parte salvaguardarán y promoverán el ejercicio del derecho al trabajo, incluso para las personas que adquieran una discapacidad durante el empleo, adoptando medidas pertinentes, incluida la promulgación de legislación.

El empleo en datos

Según el ultimo informe del Observatorio sobre discapacidad y mercado de trabajo en España, la tasa de actividad de las personas con discapacidad es tan solo del 34,5%, cifra que desciende hasta el 31,1% si hablamos de personas con discapacidad intelectual.

Si hablamos de la tasa de empleo en este caso desciende hasta los 25,5% y 21% respectivamente, sólo una de cada cuatro personas con discapacidad en España tiene empleo.

Impacto del COVID-19

Si en circunstancias normales y dadas las cifras expuestas nuestro proyecto se hace muy necesario, la pandemia de la COVID-19 hace que lo sea aún más. Según los últimos datos y tras siete años de aumentos consecutivos en el número de contratos a personas con discapacidad la pandemia ha hecho que en el año 2020 esta cifra haya descendido un 32%.
Además, los últimos estudios señalan que hasta un 60% de las personas con discapacidad pueden perder su empleo por la crisis sanitaria y social derivada de la pandemia.
A todas estas circunstancias derivadas de la situación actual, se le añaden
los diferentes factores que tradicionalmente hacen que las personas con discapacidad intelectual encuentren más dificultades a la hora de acceder a
un empleo, prejuicios empresariales, falta de información, formación poyos etc.

La importancia del apoyo

Por estos motivos es importante contar con el apoyo de entidades como IMDECC y con la confianza del empresariado, para que ofrezcan oportunidades laborales a personas con discapacidad intelectual.