Los Centros de Día hoy para personas con discapacidad intelectual

Summary

Los Centros de Día de Futuro Singular Córdoba están enfocados en modelos cada vez más inclusivos que fomentan la participación de las personas con discapacidad intelectual en la comunidad.

¿Cómo han evolucionado los Centros de Día?

Si echamos la vista atrás, en sus orígenes, el modelo de prestación de apoyos a las personas con discapacidad intelectual se realizaba desde un enfoque asistencial, y excesivamente de sobreprotección. En la actualidad, gracias a los avances y desarrollos sobre la conceptualización de la discapacidad intelectual, el concepto de calidad de vida y el paradigma de apoyos han generado un cambio relevante en los enfoques de las metodologías de apoyo que hoy ofrecen las organizaciones.

Enfoques centrados en las personas, y en la defensa de sus derechos. Modelos de atención y planificación centrada en las personas que ofrecen estrategias, basadas en valores y en el empoderamiento de las personas, para ayudarlas a construir su propio proyecto de vida plena.

En Futuro Singular Córdoba…

En Futuro Singular Córdoba, asumimos este modelo de planificación centrada en la persona desde la propia definición de nuestra esencia como organización, la cual definimos como

“el compromiso primordial con las personas y sus derechos; con cada persona y su singularidad”.  

De modo que la Fundación garantiza que, en cada recurso, se den los apoyos personalizados de forma adecuada en cada etapa del ciclo vital, respondiendo a las necesidades y preferencias de cada persona.

Aspectos clave de los Servicios de Día de Futuro Singular Córdoba

En los distintos Servicios de Día de la Fundación se favorece el máximo desarrollo de la autonomía personal de las personas con discapacidad intelectual, poniendo a la persona en el centro y maximizando sus oportunidades de participación y toma de decisiones en los apoyos que recibe.

Es decir, el trabajo se realiza bajo el marco de planificación centrada en la persona, en el que las personas marcan sus objetivos personales y deciden. Este modelo de planificación permite ayudar a las personas con discapacidad a establecer una perspectiva posible y positiva de futuro, y un plan para trabajar con otros hacia la consecución del mismo, todo ello con el objetivo principal de mejorar su calidad de vida.

Diferencia entre Centro de Día y Centro de Día Ocupacional

La diferencia entre ambos servicios radica en las necesidades de apoyo que necesitan las personas que asisten a ellos. Así en los Centros de Día, asisten personas con necesidades de apoyo intenso o generalizado (muchos apoyos). Mientras que la intensidad de apoyo de las personas que asisten a los Centros de Día con terapia ocupacional es menor (pocos apoyos).

En los Centros de Día Ocupacional, se promueve el desarrollo integral de las personas mediante la realización de diversas actividades ocupacionales.  A través de este tipo de tareas, tratamos de potenciar al máximo el desarrollo de sus capacidades y habilidades, tanto para la vida cotidiana, la vida en la comunidad, y para el desarrollo del área laboral. Hoy en día son numerosas y diversas las actividades ocupacionales que se desarrollan bajo esta filosofía en todos los Centros y Servicios de nuestra Fundación, como son:

  • Mantenimiento y cuidado de jardines en entornos comunitarios
  • Encuadernación de agendas
  • Actividades de carpintería
  • Actividades de confección, abalorios, adornos navideños
  • Taller Artístico

“El Centro me aporta felicidad, una vida social plena. Me he vuelto una persona más sociable, y ahora me gusta conversar y conocer personas nuevas. Y lo más importante es que en el Centro he encontrado el amor, mi pareja”.

Rafael Pérez Triguero

Por otra parte, desde los Servicios de Día de la Fundación también se proporcionan los medios y apoyos a las personas para facilitar su participación en distintas actividades de la comunidad, como son: los grupos de teatro, de poesía, clubes de lectura fácil y otros muchos proyectos. Así como su participación en distintas campañas de sensibilización en colegios e institutos, donde las personas son las protagonistas. Y su participación en actividades deportivas y campañas de promoción de la salud en colaboración con otras asociaciones, entidades y centros de salud.

La persona con discapacidad intelectual necesita sentir que forma de la comunidad, gracias al cual adquiere el sentido de identidad propia.  Sin este tipo de experiencias en la sociedad, no es posible alcanzar un desarrollo integral y completo como ser humano. 

Por este motivo, el actual Plan Estratégico de nuestra Fundación recoge varias iniciativas que dirigen la atención hacia nuevos modelos de prestación de apoyos en la propia comunidad. Se trata, por tanto, de diseñar actividades que resulten funcionales y significativas para la persona y que aumenten su bienestar personal, emocional y su inclusión social.

“Al levantarme por las mañanas lo hago con ilusión, el día se me pasa volando, y he descubierto que me gustan actividades que no había realizado antes, como, por ejemplo: el shopping”.

Mónica Vida Rosquilla

Conclusión

Nuestra mirada va encaminada hacia Servicios de Día enfocados a modelos cada vez más inclusivos que rompen con la tradicional idea de prestación de apoyos en las infraestructuras y espacios de los Centros. En la actualidad, nuestro objetivo se centra en fomentar la participación e inclusión de las personas con discapacidad en la comunidad, visibilizando así las capacidades de las personas y favoreciendo con ello la transformación social.